El autobús híbrido, una realidad

El autobús híbrido, una realidad

Los autobuses híbridos, aquellos que utilizan un sistema de propulsión diésel-eléctrico o gasolina/eléctrico, son ya toda una realidad. Y es que la adquisición de este tipo de vehículos está a la orden del día como solución de movilidad.

Una opción más ‘verde’

La reconversión de las flotas diésel en modelos alternativos está suponiendo un ahorro de energía en las empresas de transporte y una disminución de la contaminación en las ciudades, con la consiguiente mejora de la calidad de vida de sus ciudadanos.

El autobús híbrido es una solución más ‘verde’ para el transporte de pasajeros, pero no sólo dentro de las ciudades sino también en todo tipo de recorridos. Un autobús híbrido puede ahorrar al año alrededor de un 30% en gasto de combustible.

Ahorro energético

Además, estos sistemas de propulsión pueden venir acompañados de “frenos regenerativos”, los cuales recuperan parte de la energía cinética de la frenada, consiguiendo así una mayor eficiencia del conjunto.

Es un hecho, que al comparar un autobús que utilice un sistema de hibridación frente a uno común de combustión, se comprueba que los niveles de emisión de gases contaminantes se reducen, como consecuencia lógica de la reducción de consumo de combustibles fósiles.

Peros

Existe una cierta controversia respecto al uso de vehículos híbridos, principalmente, en lo que afecta a su autonomía y al coste de sus reparaciones.

Al llevar un sistema de dos motores combinados, la mecánica y el mantenimiento del mismo es más dificultoso. Además, el peso del vehículo se ve incrementado debido al sistema de baterías y el motor eléctrico, y como consecuencia, la potencia necesaria para iniciar el movimiento es mayor.

Pero en general, existe consenso en que su uso puede reducir la huella ecológica que dejan los desplazamientos de personas.

About the author

atedibusweb administrator