El sector del transporte de Sevilla, en quiebra técnica, solicita la suspensión del Impuesto de Circulación este año a los vehículos profesionales

El sector del transporte de Sevilla, en quiebra técnica, solicita la suspensión del Impuesto de Circulación este año a los vehículos profesionales

Atedibus, la Asociación Andaluza de Empresarios del Transporte Escolar y Discrecional en Autobús en la provincia de Sevilla, va solicitar a los Ayuntamientos la suspensión en el pago del impuesto de circulación para este año, para todas las empresas sin actividad.

Un sector que se encuentra prácticamente en  estado de quiebra técnica, con una pérdidas que superan los 200 millones en la provincia, no puede en estos momentos asumir ningún pago más, “ y sobre todo por un impuesto, el de circulación, cuando todos los vehículos del sector se encuentran completamente parados”, señala el Presidente de ATEDIBUS, Manuel Gutiérrez Zambruno.

Los profesionales calculan que con la temporada alta perdida y las cautelas que se tomarán tras la finalización del Estado de Alarma, los ingresos de todo el 2020 se dan por disipados. Si a este nivel tan bajo de contratación, con el 100% de cancelaciones en el plano discrecional, se le une la suspensión de los contratos públicos de Transporte Escolar, el hundimiento es cada vez más palpable. A esta facturación se le añaden las graves consecuencias a nivel de empleo, con un 90% de empresas abocadas a tramitar Expedientes Temporales de Regulación de Empleo.

“Ante esta lamentable situación, no parece de recibo que en este caso los Ayuntamientos se pongan a exigir el pago del impuesto de circulación a las empresas que se encuentran completamente paradas. Cada administración deberá articular fórmulas que permitan la supervivencia de los sectores económicos, como en este caso el transporte de viajeros por carrtetera, y deben plantear fórmulas para posponer este pago a las empresas sin actividad, si no quieren que en el sector echemos el cierre, asegura el Presidente de ATEDIBUS.

En la provincia de Sevilla hay más de 1.500 profesionales en este sector, siendo uno de los que mayor empleo genera durante todo el año, y actualmente hay unos 900 autobuses que se encuentran literalmente parados. En su mayoría, el sector del transporte en la provincia lo forman empresas familiares, por lo que la situación es nefasta a nivel de empleo, pero también en el ámbito del mantenimiento económico y social de dichas familias.

“Es incomprensible que los Ayuntamientos, no se hayan planteado la suspensión de este impuesto a los profesionales, ya que este sector se encuentra completamente hundido y sin ninguna perspectiva a corto plazo”, comentó el presidente de ATEDIBUS, Manuel Gutiérrez Zambruno. “ Estas son medidas de aplicación rápida, sin que haya necesidad de desembolso económico, pero que dan algo de respiro a las empresas para que puedan seguir sobreviviendo”

Se va a solicitar una reunión con el Ayuntamiento de Sevilla y la Diputación Provincial para poder atender esta solicitud “que consideramos, dada la situación actual, justa y necesaria” puntualiza el Presidente de ATEDIBUS.

About the author

atedibusweb administrator